Ultimas Reseñas

13 enero 2014

Lunes de Clásicos: El Conde de Montecristo




HOLA GUAPAS HERMOSA DIVINAS PRECIOSAS LECTORAS.
Hoy estoy muy muy muy contenta porque después de un tiempo yo voy a poner el clásico de esta semana.
Así que decidí poner uno de mis clásicos favoritos.
Y por favorito me refiero a uno de los mejores que he leído. Debo contarles que este fue EL PRIMER LIBRO en papel que leí, fue hace como 6 años, yo estaba en la prepa y teníamos que hacer una reseña de un libro, la verdad es que no sabía NADA (nada de verdad), sobre libros y clásicos y literatura, así que solo pedí un libro prestado y el novio de mi mejor amiga (ya no son novios ahora) me prestó este, recuerdo que estaba súper viejito y usado y debo confesar que me dio una pereza tremenda leer el libro, solo porque tenía muchas muchas páginas, así que solo copie una reseña de algún lado y la entregué en la escuela (no me juzguen, era joven y tonta). Después de todo, sí me animé a leer el libro y aunque me dormía apenas comenzaba, y me tomó alrededor de dos meses terminarlo, amé tanto este libro que lo he leído unas 8 veces. Es buenisímo, es un librote y espero que de verdad lo lean porque es un must (deben leerlo).





El conde de Montecristo (Le comte de Monte Cristo) es una novela de aventuras clásica de Alexandre Dumas padre. Se suele considerar como el mejor trabajo de Dumas, y a menudo se incluye en las listas de las mejores novelas de todos los tiempos. El libro se terminó de escribir en 1844, y fue publicado en una serie de 18 partes durante los dos años siguientes. Dumas colaboró con otros autores para escribirlo.

La historia tiene lugar en Francia, Italia y varias islas del Mediterráneo durante los hechos históricos de 1814–1838 (el final del mandato de Napoleón I de Francia y el reinado de Luis Felipe I de Francia). Trata sobre todo los temas de la justicia, la venganza, la piedad y el perdón y está contada en el estilo de una historia de aventuras.

Dumas obtuvo la idea de El conde de Montecristo de una historia real que encontró en las memorias de un hombre llamado Jacques Peuchet. Peuchet contaba la historia de un zapatero llamado François Picaud que vivía en París en 1807. Picaud se comprometió con una mujer rica, pero cuatro amigos celosos le acusaron falsamente de ser un espía de Inglaterra. Fue encarcelado durante siete años. Durante su encarcelamiento, un compañero de prisión moribundo le legó un tesoro escondido en Milán. Cuando Picaud fue liberado en 1814, tomó posesión del tesoro, volvió bajo otro nombre a París y dedicó diez años a trazar su exitosa venganza contra sus antiguos amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no spam porfis!

Copyright